Soy periodista. Eso, creo, significa acercar historias a la gente.
Si las de este blog te gustan, te invito a conocer la gran historia que he contado
: La mirada. Un viaje al corazón marroquí.

17 mar. 2011

Kamikazes heroicos

Los estadounidenses utilizaron el término japonés 'kamikaze' para referirse a la 'Unidad Especial de Ataque Shinpu' del Imperio Japonés durante la II Guerra Mundial. Para los nipones, 'kamikaze' fue el 'Viento Divino' que, en forma de inmenso tifón, evitó, en el siglo XIII, la invasión mongola de su país. Ya ven, cosas de la propaganda de guerra, siempre tan efectiva...

Y es que, el término ya está en el diccionario de cualquier ciudadano del mundo (no solo en el vocabulario individual, si no también en la R.A.E.) para referirse a alguien que es capaz de morir por el bien de una idea común (actualmente en Occidente, el término denota -por el vínculo mediático con el 11-S y otros actos terroristas del islamismo radical- un cierto matiz de locura por parte de dichos kamikazes).

Los héroes anónimos de Fukushima. elsolonline.com
 Y es que no podemos pretender adaptar las formas de pensamiento y actuación de las distintas culturas del mundo observándolas solo desde nuestro prisma. Es por ello que hoy miramos con absoluta fascinación a los ciento ochenta japoneses, bautizados por su propio pueblo como los 'héroes de Fukushima', que están practicando la ruleta rusa con todas las balas en el tambor del revólver. Son bomberos, militares y técnicos de la central nuclear -además de jubilados voluntarios- que, en un nivel de profesionalidad digno de su cultura que más de uno aún no alcanza a entender (como diría Goyo Jiménez, "para los de la LOGSE: empatía") están dando la vida por su país (para los que gustan de lucir banderas y águilas: patriotismo).

Ojalá nunca suframos un desastre de estas características. Si ocurriese, mucho me temo que nosotros también nos convertiríamos en kamikazes: el individualismo nos mataría.

El hombre es un producto social y la sociedad debe impedir que se pierda para ella.
Miguel de Unamuno.

1 comentario: