Soy periodista. Eso, creo, significa acercar historias a la gente.
Si las de este blog te gustan, te invito a conocer la gran historia que he contado
: La mirada. Un viaje al corazón marroquí.

14 feb. 2011

Y triunfó la 'redvolución'

Decenas de millones de personas han conseguido, casi treinta años -y dieciocho días- después, algo que, en el siglo XXI, parecía una utopía: derrotar al poder establecido.

Porque el anacronismo de ver a un hombre de ochenta y dos años gobernando, con mano de hierro, un país de ochenta millones de habitantes (con una media de edad de veinticuatro años) es un claro ejemplo del estado de unas relaciones de poder que, ahora, no parecen tan imposibles de modificar.

Y no lo parecen porque internet es la herramienta de la democracia. El camino hacia un mundo más digno. La Red, en la que todos -con sus nombres y apellidos a la vista- tenemos las mismas opciones de mostrar nuestro punto de vista, nos permite acceder fácilmente a otras personas y formas de pensar (los kilómetros ya no son un handicap) para hacernos fuertes de la única forma posible: aunando esfuerzos.

Millones de egipcios (en su mayoría, encuadrados en lo que se denomina 'nativos digitales') han logrado gestar, organizar, difundir y alentar una revolución a través de las redes sociales. La primera 'revolución digital' de la historia. El futuro en la zona (pese a las diferentes características de  cada país) se presenta apasionante: cuando ves que algo imposible es factible, la esperanza (motor de la energía humana) toma el protagonismo.

El futuro pasa por la red. Cuanto más tarde se percaten del cambio radical de paradigma los distintos 'poderes', más ventaja le tomarán los que sean capaces de adelantarse. El empresario de un medio de comunicación, por ejemplo, puede 'retrasar' el avance de su departamento multimedia: cada mes de espera, es un mes de retardo. Lo mismo sucede con la industria cinematográfica: subirse al tren, o morir. Un análisis similar podemos aplicar a nuestros gobernantes: el líder político que continúe anclado en el viejo paradigma estará dejando de aprovechar un acceso directo y sencillo a su electorado (ni comentamos sobre aquellos a los que internet les 'da miedo', y han mostrado su hipocresía y baja estatura moral con su tibieza en la Revolución egipcia). ¿Cómo iba a poder acceder a capitanear el mundo desde La Casa Blanca un afroamericano si no es por la democracia de la Red?

La solución, como siempre, en nuevas fórmulas que se adapten al modelo a través de ideas novedosas. Una vez más -aunque esta vez con más candidatos potenciales que nunca- el mundo necesita el talento humano.

PD para Occidente: la 'redvolución' se crea, estructura y difunde en internet, pero hay que 'sacarla' a las plazas.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Antonio Machado.

1 comentario:

  1. En definitiva: libertad. Siempre basada en el conocimiento y en la educación, pilares del liberalismo.

    ResponderEliminar