Soy periodista. Eso, creo, significa acercar historias a la gente.
Si las de este blog te gustan, te invito a conocer la gran historia que he contado
: La mirada. Un viaje al corazón marroquí.

22 may. 2011

Echando la vista atrás... cinco días (día V)

Aprovechando la tarde del domingo para, gracias a internet, leer, escuchar y emocionarme con recuerdos recientes que se han clavado en nuestra memoria colectiva para toda la vida, volvía a reproducir los fragmentos de la tertulia en RNE del pasado martes -antes, por tanto, de la primera gran concentración de la semana-: buen ejemplo para echar la vista atrás -apenas unos días- y corroborar que, por un lado, al Sistema le ha cogido totalmente por sorpresa la #spanishrevolution y, por otro, que, como hace Cristina en su intervención en RNE, la gente tenía muy claro lo que se demandaba desde un principio.
Es un domingo extraño. Haces balance de la semana con la euforia como única resaca del la noche del sábado y esperas, en esperanzadora calma (lo reconozco: no me da para nada igual que Esperanza Aguirre sea la dueña de Madrid durante doce años), comprobar en las urnas cuál ha sido el impacto a corto plazo de un movimiento que ya se ha ganado el corazón (no sabemos si el voto) de buena parte de los españoles.
El sonar de las llaves, icono de las concentraciones de la #spanishrevolution
Lo único claro, ocurra lo que ocurra en las elecciones más políticas (al menos, en la segunda semana de campaña; la primera transcurrió con el y tú más habitual) que recuerdo, es que el movimiento es imparable y no se va a detener ahora. El debate ya está en la calle, y se asienta en unos medios en los que ahora se habla de los temas que realmente preocupan a la ciudadanía. Ya hay una concrección de las ideas del movimiento, con unas propuestas aprobadas por la Asamblea, merced al gran trabajo de muchos brillantes cerebros (de esos que solo valen para ganar 800 euros de sueldo en su trabajo). También hay de algunas propuestas específicas de personas con peso, como Ignacio Escolar, ya circulan por las autopistas por la red.
Muchas son las cosas que debemos celebrar.
Hoy, Sol sigue alumbrando al mundo con la misma fuerza tras un multitudinario fin de semana en el que, definitivamente, otros perfiles sociales han interiorizado (in situ es cuando se consigue) el espíritu del movimiento. Han podido disfrutar de la experiencia que supone adentrarse en el emotivo universo de lo (hasta ahora) desconocido.

La audacia sin juicio es peligrosa, y el juicio sin audacia, inútil.
Gustave Le Bon.

2 comentarios:

  1. Hola.
    Yo soy el de la marioneta, Francisco.
    Qué sorpresa tan grata que hayas subido una foto nuestra.

    ¡Un abrazo, hombre!

    ResponderEliminar
  2. hola tío grande!!
    ya sabe que me gustó, jaj. si la quieres te la puedo mandar por mail, para que la tengas.

    ResponderEliminar