Soy periodista. Eso, creo, significa acercar historias a la gente.
Si las de este blog te gustan, te invito a conocer la gran historia que he contado
: La mirada. Un viaje al corazón marroquí.

19 may. 2011

Nobody expects the #spanishrevolution (día II)

Dos días y ya están nerviosos. Debo reconocer que me ha provocado un ligero orgasmo escuchar a Federico Jiménez Losantos hablando de la acampada de Sol: lo he notado bastante indignado; curiosidades de la vida. Radicales aparte, medios conservadores y políticos, parecen no haber encajado nada bien la manifestación física de un sentimiento que comparte gran parte del país.
Con gran ironía, un ciudadano manifiesta su disconformidad.
 Como decía ayer (y respondiendo también a la cómoda justificación de "esto tenía que haber surgido mucho antes"), la campaña electoral es el mejor momento para lograr captar un poco de atención. Por primera vez, un movimiento político no planificado (tampoco hacía falta revolotear mucho más de diez minutos por internet antes del domingo para saber que algo así podría llegar a ocurrir) aparece antes de las elecciones. ¿Cómo responder a un mensaje tan intenso y específico? No son capaces, ellos siguen con sus mítines. Todos sabemos que nunca se les dió bien improvisar.
La estación de Cercanías de Sol se convirtió en un mural de 'indignación'.
Las prohibiciones se las llevó la tormenta
El Sistema se sacó un as de la manga a media tarde: la Junta Electoral de Madrid prohibía la concentración del miércoles a las 20h00. "La petición de voto responsable a la que se hace referencia en la solicitud, puede afectar a la campaña electoral y a la libertad de los ciudadanos en su derecho a voto", argumentaba el presidente de la Junta, que hizo uso de la competencia que le autoriza a emitir la opinión colectiva en casos urgentes sin reunir a toda la Junta. "Esa explicación tiene el mismo sentido que si yo digo que la campaña electoral afecta a mi derecho a la abstención", comentaba un oyente de la Cadena SER.
La Puerta de Sol es, estos días, del pueblo.
No aprenden. Al igual que el violento desalojo de la madrugada del lunes provocó la gran concentración del martes; esta estratagema del miedo (¡No tenemos miedo! es, recuerden queridos burócratas, uno de los lemas principales del movimiento) hizo que Sol acogiera a más ciudadanos que el día anterior. Cuando en el reloj de la Puerta del Sol sonaron las campanadas que marcaban las ocho de la tarde, la plaza rompió en un ensordecedor aplauso. Inmediatamente después, uno de los cánticos que mejor está reflejando el espíritu del movimiento atronaba en el corazón de España: ¡Oé, oé, oé,.. lo llaman democracia y no lo es!
Con lo que se había 'currado' la pancarta, ¿se lo iba a impedir la Junta Electoral de Madrid?
Como se podía suponer a pocos días de las elecciones, el político que debía dar la orden al oficial al mando  de la operación evitó que el mundo entero viera un espectáculo impensable. Así, con la seguridad de la ausencia policial, miles de personas mostraron un día más sus reivindicaciones. La heterogeneización de los asistentes es cada día mayor, pero sigue siendo fundamental la participación de todos los perfiles demográficos. En uno de los discursos, se habló de la gran manifestación que podría recorrer las ciudades y pueblos del país este próximo sábado: "saldremos a la calle, son ellos los que tienen que reflexionar ese día". La plaza rugió.
La Puerta del Sol, antes de que comenzara a llover.
Pasadas las diez de la noche, y aún con la Puerta del Sol abarrotada, comenzó una lluvia que no cesaría en toda la madrugada. Los vagos, comenzaron a organizar una infraestructura de jaimas bajo las cuales pudieron pasar la noche los acampados. A la vez, altavoz en mano, se informaba a los presentes de la repercusión de la acampada: escuchar "estamos siendo noticia en cadenas internacionales", o "mañana hay concentraciones convocadas en solidaridad con Sol en Amsterdam, Roma y Quito", provocaba el júbilo en los cuerpos cansados. Mientras, en los distintos comités, se seguía trabajando para concretar el proyecto. Sí, porque esos que llevan años sin ideas piden, veinticuatro horas después de la primera concentración, algo parecido a un programa electoral completo.
Los acampados preparan, bajo la lluvia, la 'república de Sol'.
A la espera de ser ratificado en las asambleas abiertas a todos (donde la dificultad organizativa que ello conlleva, se suple con ilusión y civismo), se va conformando un programa de propuestas, en las que también se invita a participar a todo aquel que quiera. Pero este fenómeno poliédrico de consecuencias impredecible, tiene más aristas: las comunicaciones internacioneles a través de #takethesquare en Twitter, la creación de un Comité de Arte en Sol, la agrupación de las fotos del movimiento en Flickr son, entre otras, algunas de las propuestas que van surgiendo en la corta pero intensa existencia de un movimiento que crece día a día.

El futuro es una caja vacía en la que metes todas tus ilusiones.
Tiziano Terzani

1 comentario: